Prensa

A través de una serie de diferentes prácticas entrenaremos los sentidos, la percepción y la observación del entorno. Así como también la predisposición personal. Ejercitaremos la permeabilidad, la entrega y la recepción para intentar convertirnos en herramientas, en materia viva, en reflejo de nuestro tiempo.
A través de una serie de diferentes prácticas entrenaremos los sentidos, la percepción y la observación del entorno. Así como también la predisposición personal. Ejercitaremos la permeabilidad, la entrega y la recepción para intentar convertirnos en herramientas, en materia viva, en reflejo de nuestro tiempo.
Ubicada desde 2018 en un hermoso edificio del barrio de Chacarita, en la calle Villarroel al 1400, la fundación está donde funcionaba el taller del artista Guillermo Roux; casi 500 metros cuadrados destinados a salas de exposición, experimentación y formación de artistas emergentes
Ubicada desde 2018 en un hermoso edificio del barrio de Chacarita, en la calle Villarroel al 1400, la fundación está donde funcionaba el taller del artista Guillermo Roux; casi 500 metros cuadrados destinados a salas de exposición, experimentación y formación de artistas emergentes